La inversión más rentable: el dólar

No es secreto para nadie, el dólar es el principal activo de interés para los venezolanos. No hay mejor inversión en este momento que adquirir divisas. Aunque la tasa oficial fue elevada a 6,30 bolívares por dólar; el precio sigue siendo atractivo para todo aquel que quiera asegurar su patrimonio y mejorar sus activos.

Y esta situación es sensata, se trata de un país con una de las inflaciones más altas de la región –y del mundo-, que además tiene un control de cambio anclado por diez años, y que ha devaluado el bolívar con regularidad durante los últimos años.

Hasta el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, la cabeza del Órgano Superior para la Optimización Cambiaria, ha reiterado que el dólar es la mercancía más barata en Venezuela actualmente. Y tiene razón. De hecho, el tipo de cambio que se aprobó en las posturas hechas a través del nuevo Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad) estuvo entre 11 bolívares por dólar, y 16 bolívares por dólar, es decir, el doble del oficial.

Pero no sólo es eso lo que influye. En Venezuela los mecanismos de inversión son escasos. Las cuentas de ahorro en la banca apenas pagan entre 12% y 14% por los depósitos en bolívares, un porcentaje que ni siquiera alcanza a la inflación.

El cierre del mercado de valores –en mayo de 2010- empeoró este escenario, pues las posibilidades de invertir en instrumentos sofisticados de este sector o en otros instrumentos de deuda de países distintos quedó casi anulada, por lo menos hacer este tipo de inversión desde Venezuela, es imposible, y está penado por ley, pues existe un control de cambio.

Sin embargo, existe una gran inyección de bolívares en este momento. La liquidez monetaria en Venezuela crece a ritmo de 65% y 70% anual desde 2011, y se ubica actualmente en 757.620 millones de bolívares, según el BCV.

Este aumento en la circulación de bolívares en la calle estimula en gran medida las intenciones de inversión. Ante las pocas opciones para invertir estos recursos, y el interés casi natural de los venezolanos por las divisas, la demanda por los billetes verdes crece de forma vertiginosa.

Pero este atractivo tiene pocas vías para ser atendido,  sólo existe Cadivi y el Sicad, que por ahora sólo atiende a las empresas que pueden acudir a través de Cadivi. La otra posibilidad para comprar divisas eran las emisiones de deuda, limitada por la política actual del Gobierno de no traer más ofertas de bonos en dólares.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: